El Banco Central Europeo (BCE) financió en mayo a las entidades bancarias residentes en España, mediante subastas semanales de crédito, con 47.879 millones de euros, cantidad que supone un nuevo récord después del alcanzado en abril y que duplica a la registrada en mayo de 2007. La crisis de liquidez ha hecho que las entidades financieras españolas hayan tenido que aumentar significativamente sus demandas de financiación al BCE ante las tensiones interbancarias en los mercados, que han dificultado las emisiones de deuda a las que tanto ha recurrido la banca española.