La filial húngara del fabricante japonés de componentes para automóviles Denso Corporation ha despedido a 730 trabajadores de su planta de Székesfehérvár, al sur de Budapest.