Algunos funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos están dispuestos a aumentar los montos de los programas de compras de valores hipotecarios y de títulos del Tesoro por valor de 1,75 billones de dólares, según las actas de la última reunión de la Fed. Por otra parte, los funcionarios proyectaron una recesión aún más profunda de la que esperaban hace tres meses y una recuperación más aletargada durante los próximos dos años, a medida que los mercados laborales permanecen bajo presión.
"Algunos miembros destacaron que un incremento adicional en el monto total de compras podría estar justificado en algún punto para alentar un ritmo de recuperación más rápido", según las minutas de la reunión del 28 y 29 de abril, que fueron publicadas el miércoles tras el habitual período de espera.

Como esperaba la mayoría en el mercado, la Fed mantuvo en abril la meta para la tasa interbancaria federal en un rango cercano a cero. En un comunicado adjunto, el banco central dijo que las tasas permanecerán "excepcionalmente bajas (...) durante un período prolongado", lo que sugiere que los tipos de interés podrían mantenerse en sus niveles actuales hasta el próximo año.

Los miembros del comité agregaron en el comunicado de hace tres semanas que el panorama económico ha mejorado "modestamente" en las semanas posteriores a la reunión de marzo, lo que alimentó las esperanzas de que la recesión se encuentre en sus etapas finales.

Las cifras económicas publicadas desde la reunión de marzo "proporcionaron cierta evidencia tentativa de que el ritmo de contracción en la actividad económica real estaba empezando a disminuir", según las minutas de abril, que destacaron las condiciones financieras "fortalecidas" e indicios de un aumento en la confianza de los hogares y las empresas.

Los economistas de la Fed revisaron al alza sus proyecciones económicas para el segundo semestre de este año y del 2010, e indicaron que "se espera que el PIB real aumente ligeramente en el segundo semestre y que luego se incremente moderadamente el próximo año".

Sin embargo, las proyecciones económicas trimestrales incluidas en las minutas de la reunión de abril destacan el grado de deterioro del panorama económico desde el inicio del año. Funcionarios de la Fed prevén que la economía se contraerá entre un 1,3% y un 2% este año, en lugar de la contracción de entre el 0,5% y el 1,3% prevista en enero.

El producto interno bruto crecería apenas entre un 2% y el 3% el próximo año, rango inferior al proyectado por los funcionarios en enero. Además, rebajaron sus proyecciones para el 2011, aunque estas aún se centran en una sólida tasa de crecimiento de entre el 3,5% y el 4,8%.

La tasa de desempleo se ubicaría al final del 2009 entre el 9,2% y el 9,6%, rango significativamente superior al que esperaban en enero. Un funcionario proyectó una tasa del 10% para este año. Además, se espera que la tasa también se mantenga sobre el 9% en el 2010.

La inflación debería permanecer "moderada", indicó la Fed, pero muchos funcionarios consideraron que el riesgo de deflación "había disminuido".

El FOMC "discutió su estrategia para comunicar el rumbo anticipado para sus compras de activos y las circunstancias bajo las cuales esos ajustes serían apropiados", se indicó en las minutas.

"Todos los miembros concordaron en que la declaración debería destacar que el momento y los montos totales de compras de activos del Comité continuarían siendo evaluados en vista del cambiante panorama económico y condiciones económicas en los mercados financieros", según las minutas.

Los miembros del comité indicaron también que aunque están abiertos a una mayor transparencia, también poco probable que identifiquen a los bancos que usan las líneas de crédito de la Fed.

"Se destacó que es muy probable que la divulgación de las identidades de prestatarios individuales desaliente el uso de las líneas de liquidez y crédito de la Reserva Federal", señaló la Fed.