La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) ha decidido mantener los tipos de interés en el 5,25%, tal y como esperaba el mercado