El IBEX 35 lidera las caidas en las bolsas europeas dónde todos las acciones de los bancos lo tiñen de rojo. Ayer Wall Street cerró con tendencia mixta una jornada irregular marcada por la reunión de política monetaria de la Reserva Federal, que concluyó sin cambios en los tipos de interés. Ahora las miradas se giran al mercado secundario.

La bolsa hoy: La Fed hace sufrir a Sabadell, Santander y CaixaBank

Los bancos del IBEX 35 al completo lastran al selectivo europeo con mayor peso financiero entre sus componenetes. Desde los descensos superiores al 2,5% deBanco Sabadell que se convierte en el farolillo rojo de la bolsa hoy en la media sesión hasta las caídas del BBVA, que se acercan al 1%. Todas las entidades sufren las ventas de los inversores, incluido el gigante del sector, Banco Santander y Caixabank, cuyos descensos rondan el 1,5%

Tal y como se esperaba, la Reserva Federal (Fed) de EEUU mantuvo sus tipos de interés sin cambios y en su comunicado sobre política monetaria rebajó sus expectativas económicas, reiterando que será paciente antes de adoptar nuevas decisiones sobre subidas de tipos.

El banco central estadounidense indicó que no hay subidas de tipos previstas para 2019, frente a las dos que se preveían en diciembre y una para 2020. El comunicado también destacó que las condiciones económicas se han suavizado desde el cuarto trimestre del pasado ejercicio y reiteró la postura paciente de “esperar y ver”.

Además, el presidente de la Fed, Jerome Powell, indicó que la Fed ralentizará el ritmo de reducción de los activos que tiene en balance, comenzando en mayo y hasta finales de septiembre de 2019. Las  perspectivas sobre la evolución del tipo director (Fed Fund). El diagrama de puntos que refleja las previsiones de los consejeros sobre la evolución de los tipos de interés para el período 2019/2021 tan sólo refleja una subida de tipos en 2020 hasta el rango 2,50%/2,75% (vs dos subidas en 2019 y una en 2020 del comunicado anterior).

Mark Matthews, Director de Investigación de Asia, Julius Baer cree que la Fed sorprendió al mercado en dos frentes. En primer lugar, el diagrama de puntos que muestra cómo los miembros con derecho a voto piensan que evolucionarán los tipos de interés, muestra que los miembros no esperan ninguna subida de los tipos en todo el año, por debajo de la previsión de dos subidas de los tipos de interés en diciembre.

En los cuadros inferiores se puede observar la variación entre ambos diagramas.

 

Diagrama de puntos de la Reserva Federal

Sin embargo, como recuerda Aitor Méndez desde IG,  los inversores mantienen una versión más acomodaticia (‘dovish’) de la mantenida por la propia entidad. Tal y como refleja el 'dot plot’, ninguno de los miembros del FOMC cree que los tipos acabaran 2019 por debajo de sus niveles actuales (11 votos para la opción de mantener, 4 para una subida y 2 para dos subidas), al contrario de lo que refleja la realidad del mercado.

Según constatan tanto el Barómetro de tipos de la Fed de Investing.com como el FedWatch Tool del CME, los inversores no sólo no conceden posibilidad alguna de una subida de tipos este año, sino que aumenta las probabilidades de que la revisión que acometa la entidad sea a la baja.

"Si miramos las previsiones para el encuentro de diciembre, tradicionalmente una de las citas preferidas por la Fed para llevar a cabo modificaciones en su política monetaria, la opción de que los tipos se sitúen por debajo de su actual rango de entre el 2,25% y el 2,50% alcanzan ya el 37% de posibilidades. De este porcentaje, en torno a un elevado 30% respalda la teoría de que la entidad cometerá una única revisión a la baja, y cerca del 7% restante se asociaría con el hecho de al menos dos recortes, que enviarían el rango de referencia por debajo del 2%", relata el experto de IG.

Diagrama de puntos marzo 2019

 

En segundo lugar, la Reserva Federal revisó su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) para 2019 del 2,3% interanual al 2,1% interanual. La previsión de la Casa Blanca es del 3,2%, lo que sitúa la brecha entre ambos en su nivel más alto desde la crisis financiera mundial. Como resultado, el rendimiento del tesoro estadounidense a 10 años cayó del 2,61% al 2,52%, su nivel más bajo desde enero de 2018.

Bono a 10 años en EEUU tras la FED

 

También gana atención la curva de tipos estadounidense que sitúa al yield en el 2,968. Según el criterio de los expertos de Bankinter, la  visión mostrada ayer por la Reserva Federal facilita que las condiciones financieras se relajen y los índices de actividad se reactiven, por lo que las bolsas y los bonos americanos ganan atractivo.

 

Curva de tipos de EEUU tras la reunión de la FED

"El sentimiento de mercado es bueno y la volatilidad se encuentra cerca de mínimos porque:  los bancos centrales mantienen un tono dovish o suave en política monetaria,  los principales riesgos tienden a disiparse y la macro europea se estabiliza", concluye el equipo de analistas de la entidad española.