La Reserva Federal está dispuesta a tomar nuevas medidas para ayudar a la recuperación económica, detenida por un mercado laboral débil, según manifestó hoy el presidente de la Fed Ben Bernanke ante el Comité Económico del Congreso. El presidente de la máxima autoridad monetaria estadounidense, además, declaró que las tensiones financieras europeas plantean "riesgos en curso" para EE.UU..

"El Comité continuará vigilando de cerca la evolución económica y está dispuesto a adoptar nuevas medidas, según proceda, para promover una recuperación económica más fuerte en el contexto de la estabilidad de precios", dijo Bernanke.

Teniendo en cuenta el anémico crecimiento del empleo que ha deprimido la confianza del consumidor, Bernanke instó a los legisladores a no recortar el gasto demasiado rápido, incluso a medida que lidian con el recorte del déficit presupuestario a largo plazo.

Bernanke cree que si el gobierno se aprieta el cinturón será unlastre significativo en la economía más grande del mundo, con un promedio de menos del 1% de crecimiento anual en el primer semestre del año.

"Un objetivo importante es evitar las medidas fiscales que podrían obstaculizar la recuperación económica en curso", dijo.

Un sector de la vivienda deprimido y la escasez de crédito son factores de otra índole que impiden una expansión más robusta, dijo Bernanke, y ofreció pocas posibilidades de que el mercado laboral mejorará pronto.

"Los indicadores recientes, incluyendo las nuevas solicitudes de seguro de desempleo y las encuestas de los planes de contratación, apuntan a un crecimiento más lento del empleo en los próximos meses", dijo el Comité Económico Conjunto del Congreso.

Destacando que el aumento de la inflación a principios de año no se había arraigado en la economía, Bernanke sostuvo que la presión de los precios seguirá siendo moderada en el futuro. Telón de fondo que hizo más fácil para la Fed para poner en marcha un nuevo esfuerzo por la flexibilización monetaria en septiembre, cuando anunció que vendería 400 billones de dólares en bonos del Tesoro a corto plazo y utilizar las ganancias para comprar bonos a más largo plazo.

Tras las palabras del presidente de la Fed, las caídas en Wall Street se han moderado. El S&P 500 ha recuperado los 1.090 puntos, si bien, cede un 0,32%. El Dow Jones también registra pérdidas, pierde un 0,87%, mientras que el Nasdaq tecnológico sube un 0,79%.