La Reserva Federal de EEUU anunció que mantendrá por ahora su programa de compra de deuda pública y privada, aunque, empezará a reducir el volumen de estas adquisiciones en la última parte del año para, en 2014, previsiblemente, suspender definitivamente el Quantitative Easing 3.

La Fed dejó la puerta abierta al inicio de una retirada progresiva del agresivo plan de estímulo monetario "a partir de finales de 2013" y su progresiva eliminación "a mediados de 2014", a tenor de la mejora económica y si la tasa de paro cae hasta el 6,5%.

Ben Bernanke, afirmó en rueda de prensa que "sería apropiado moderar el ritmo mensual de compras a finales de este año.

Bernanke admitió que "estamos sorprendidos" por la brusca subida de los tipos de interés del mercado de bonos después de la última reunión de la Fed, en la que el banco central dejó la puerta abierta a una posible reducción de los estímulos monetarios.

aunque los mercados aparentemente venían descontando un anuncio así, tendente a la retirada progresiva de los estímulos, ayer los principales índices de Wall Street cerraron con pérdidas. El Dow Jones cayó un 1,35% hasta los 15.112 puntos, el Nasdaq cedió un 1,12% hasta los 3.443 puntos y el S&P 500 un 1,39% hasta los 1.628 puntos. Según Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, "la reducción consistiría en pasar de los 85.000 millones actuales a niveles en torno a 60-65.000, y continuar reduciendo esa cantidad hasta dejar de inyectar dinero. A continuación, se procedería a subir los tipos de interés un tiempo después, para, por último, comenzar a vender activos en balance. Seguramente no sería hasta la segunda mitad de 2015 cuando comenzaría esa tercera fase". En este sentido, “un mensaje que apunte a que el banco central comenzará a retirar los programas de compras de activos antes de que finalice este año podría afianzar el giro a la baja (en bonos y renta variable) al que estamos asistiendo en las últimas semanas”, avisa Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategiasdeinversion.com.