La cifra de negocios de la industria y las entradas de pedidos experimentaron en enero de 2009 caídas históricas, cercanas al 30% en ambos casos, reflejando los efectos de la crisis sobre un sector que se pretendía que fuera el relevo de la construcción como motor económico. En concreto, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la facturación de la industria cayó un 31% en enero respecto al mismo mes del año anterior, su mayor descenso de toda la serie histórica, iniciada en enero de 2003. Por su parte, las entradas de pedidos experimentaron un retroceso del 29,7% en enero, siendo ésta también su mayor caída en la serie histórica.