La ex directora general de Caja Mediterráneo (CAM), María Dolores Amorós, ha acudido a apuntarse al paro, mientras el PSPV pide que devuelva la pensión y el sueldo que se autofijó.


La ex directora general de Caja Mediterráneo (CAM), María Dolores Amorós, ha acudido a una oficina del Servicio Valenciano de Formación y Empleo (SERVEF) para solicitar la prestación por desempleo.

El portavoz adjunto del PSPV en las Cortes Valencianas Francisco Toledo se ha referido a la decisión de la exdirectora general de la CAM, María Dolores Amorós, de inscribirse como demandante de empleo en el Servef como "una muestra de la avaricia, la desvergüenza y el saqueo de los directivos de la CAM no tiene límite". Amorós demanda que se le devuelva la pensión anual de 370.000 euros y el sueldo de 593.040 euros que se autofijó antes de ser despedida fulminantemente".

Toledo también ha defendido que "el saqueo al que han sometido a la CAM debe ser investigado ya, y las cuentas deben ser minuciosamente examinadas para verificar si hubo o no falsedad en los balances que el Consejo de Administración aprobó".