La comisión de Industria, Energía e Investigación del Parlamento Europeo aprobó este jueves, por unanimidad las enmiendas a la propuesta de reglamento que garantizará el suministro de gas en casos de crisis, como la sufrida con Ucrania y Rusia en 2008 y que provocó que millones de hogares europeos quedaran sin calefacción.