Al otro lado del Atlántico los inversores se mantienen cautelosos al comienzo de la sesión un día en el que la economía estadounidense mantiene estable la tasa de empleo durante el mes de octubre. De este modo, el Dow Jones de Industriales suma un 0,09% hasta cotizar en los 11.435 puntos, el tecnológico Nasdaq gana un 0,05% hasta los 2.576 puntos mientras el S&500 consigue sumar un 0,12% hasta los 1.222 puntos.

Plano, así arranca Wall Street la última sesión bursátil de la semana. Parece que los inversores no terminan por decidirse si salir de compras o mejor hacer caja y guardar la cartera después de conocer que los datos de paro registrados durante el mes de octubre se han mantenido estables en el 9,6% tras crear 151.000 nuevos puestos de trabajo, según ha dado ha conocer el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

No obstante, sobre el mercado sigue predominando la sombra del anuncio de la recompra de bonos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos por valor de 600.000 millones de dólares. Y es que desde la Unión Europea han propuesto estudiar dichas medidas de estímulo durante la próxima cumbre del G20.

Pero las repercusiones no terminan aquí. Dos días después de que la FED anunciara la compra, por más de 600.000 millones de dólares, de bonos del Tesoro Público, los emisores de deuda han aprovechado la situación y la venta de bonos corporativos se ha elevado hasta los 15.900 millones de dólares, en la sesión más activa de los dos últimos meses. Al menos así es como lo han entendido compañías como Coca-Cola –que cotiza con alzas del 0,14%- o Dow Chemical –que se deja un 0,12% -, que han emitido deuda por un total de 15.900 millones de dólares.

En lo que respecta al sector financiero, JP Morgan se anota una subida del 2,69%, Morgan Stanley repunta un 1,46%, Wells Fargo cotiza por encima del 3%, Citigroup lo hace con ganancias del 2,79% mientras Bank of America repunta un 2,97%.