La economía de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) experimentó en el tercer trimestre del año un crecimiento del 0,6%.

Este porcentaje dobla la expansión registrada en el segundo trimestre del ejercicio, gracias en gran medida al crecimiento del 1,5% registrado por la economía de Japón, informó la institución.

El crecimiento de la zona euro y la UE se mantuvo estable en el 0,2%, a pesar del mayor crecimiento de Alemania (+0,5%), Reino Unido (+0,5%) y Francia (+0,4%), mientras que la economía estadounidense registró una expansión trimestral de seis décimas.

En términos interanuales, el PIB se incrementó un 1,8% en el tercer trimestre.