La deuda de las administraciones públicas creció un 16.51% en el segundo trimestre de 2011, hasta los 702.806 millones de euros. Una cifra que supone un 65.2% del PIB, según los datos difundidos por el Banco de España.

Al término de los seis primeros meses de 2010, la deuda española equivalía al 57,2% del PIB, con lo que en un año ha aumentado 8 puntos porcentuales.

Así, el endeudamiento público español supera en 5,2 puntos porcentuales el límite establecido por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE) que es del 60% del PIB. La Comisión Europea calcula que la deuda pública española se situará en el 68,1% del PIB.

Por niveles de gobierno, hubo un aumento de la deuda en todas las administraciones respecto al segundo trimestre de 2010, sobre todo en las comunidades autónomas (23,56%), seguidas de la administración central (15,93%) y de los ayuntamientos (3,06 %).

En volumen total, el endeudamiento de la administración central fue de 531.994 millones (el 49,4% del PIB), el de las comunidades autónomas, 133.172 millones (el 12,4% del PIB), y el de los ayuntamientos, 37.640 millones (el 3,5% del PIB).

Además, en el segundo trimestre las empresas públicas adeudaban 56.995 millones de euros (el 5,3% del PIB), lo que supone el 12,38 % más que en el mismo periodo de 2010. Las empresas públicas de la administración central cerraron el segundo trimestre con una deuda de 31.521 millones (el 2,9% del PIB), y el 15,9% más.

Las de las comunidades autónomas tuvieron una deuda de 16.341 millones (el 1,5% del PIB), lo que representa un aumento del 7,98% más que en los primeros seis meses del pasado año.