No hace mucho, las crisis de deuda afectaban en forma rutinaria a las economías latinoamericanas. Sin embargo, MarketBeat destaca que en los últimos años una mejora en las políticas macroeconómicas, una utilización más inteligente de la riqueza en bienes básicos y un mercado alcista del petróleo y otros recursos naturales, han sido factores que han contribuido a que al menos algunos de los países latinoamericanos administren su deuda de mejor manera, señala Geoff Dennis, estratega de capital social latinoamericano en Citigroup. En abril, Perú y Brasil recibieron mejoras en las calificaciones de su deuda soberana, con lo que por primera vez alcanzaron el grado de inversión, uniéndose así a México y Chile, los únicos otros dos países en Latinoamérica con esa calificación. Colombia parece ser el siguiente en la fila para recibir una mejora en la calificación de su deuda, pero Dennis duda que eso vaya a suceder pronto.