La deuda hipotecaria se situó en marzo en 679.254 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 0,5%, lejos del crecimiento que experimentaba en marzo de 2009 (2,6%) y encadena tres meses consecutivos de repuntes, según los últimos datos del Banco de España.
Supone un crecimiento interanaual del 0,2% y suma dos meses seguidos de repuntes tras seis meses consecutivos de descensos. Este crecimiento también se encuentra muy lejos del que experimentaba la deuda de los hogares hace un año, cuando crecía a ritmos del 2,2%.