La Cumbre de alto nivel que celebrará la OIT la próxima semana, con la asistencia de una decena de jefes de Estado, busca dar "una señal política" sobre la necesidad de liderazgo para adoptar medidas tendentes a recuperar el empleo, gravemente afectado por la recesión económica. "Se trata de un acto político para subrayar que es necesario liderazgo político para salir de la crisis del empleo", dijo hoy el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia, en un encuentro con la prensa. Entre los jefes de Estado que asistirán a la primera jornada de la Cumbre, el próximo lunes 15, están el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, el francés Nicolas Sarkozy, y la argentina Cristina Fernández de Kirchner.