La crisis económica afecta a la inversión en energías limpias y la relega a un segundo plano en la agenda política, lo que tendrá un impacto "irreversible" en el cambio climático en los próximos años, afirmó hoy el grupo de analistas energéticos New Energy Finance. Durante la presentación hoy en Londres del informe sobre las perspectivas del mercado energético para 2009, este grupo de expertos subrayó que los problemas económicos afectan de forma considerable al desarrollo y la implantación de energías limpias, con bajo contenido en dióxido de carbono (CO2). New Energy Finance destacó que la reducción en las emisiones como consecuencia de la ralentización de la actividad empresarial no compensa el frenazo que ha sufrido en el último año la financiación de proyectos de energía limpia. La inversión en energías limpias -en la que se incluyen tanto las energías renovables como los mecanismos destinados a aumentar la eficiencia energética- se incrementó desde 34.000 millones de dólares en 2004 hasta 150.000 millones de dólares en 2008, informó la asociación. Pero New Energy Finance sostiene que esta cifra debería llegar a los 500.000 millones de dólares por año en 2020 si se mantienen los niveles de emisión de CO2 actuales. "El escenario real que barajamos es de una inversión de 270.000 millones de dólares en 2015 y de 350.000 millones de dólares en 2020", aseguraron los expertos