El Fondo de Pensiones de Noruega, el segundo mayor fondo soberano del mundo, registró entre enero y marzo el peor trimestre desde su fundación en 1990 al sufrir una caída del 5,62% en el retorno de sus inversiones y un descenso del 12,7% en su cartera patrimonial, según informó hoy la entidad gestora del fondo. "El primer trimestre de 2008 se caracterizó por las turbulencias financieras que se iniciaron con el comienzo de los problemas en el mercado hipotecario de EEUU a comienzos de 2007 y que posteriormente desembocaron en una crisis global de confianza y liquidez", indicó el banco central de Noruega. El valor de mercado del fondo alcanzó al finalizar el primer trimestre del año los 1,9 billones de coronas noruegas (245.506 millones de euros), un 3,6% menos respecto al último trimestre de 2007, pese a que los altos precios del petróleo permitieron al Gobierno noruego inyectar 88.000 millones de coronas adicionales al fondo (11.141 millones de euros).