La agencia estadounidense de calificación de riesgo crediticio Moody´s ha sufrido en sus propios cuentas los efectos de la crisis hipotecaria. La compañía se ha visto forzada a rebajar sus perspectivas de beneficios y de ingresos para 2007, después de anunciar una caída de sus ganancias hasta los 136,9 millones de dólares, frente a los 157 millones del pasado ejercicio.