La reducción de la capacidad adquisitiva como consecuencia de la actual crisis económica provocará que el gasto medio en las rebajas de verano se situe en los 90 euros, el más bajo de la década, según un estudio de la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI). Prácticamente, el 80% de los encuestados asegura que gastará un máximo de 100 euros en la campaña de rebajas y sólo uno de cada diez encuestados superará los 100 euros de gasto. Este año tres cuartas partes de los consumidores reducirán su gasto, mientras que el 19% desembolsará una cantidad similar respecto al año pasado, cuyo gasto medio se situó en 95 euros, y sólo un 7% destinará a compras una cifra superior.