La recuperación de la economía global se enfrenta a la amenaza de una "catastrófica" crisis energética, puesto que la mayoría de los principales campos petrolíferos han sobrepasado ya su capacidad máxima de producción, según advierte el economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol.