La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) debería elevar el nivel de producción de crudo de ese cártel para aliviar la presión al alza de su precio, según el director ejecutivo adjunto de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), William Ramsay. En declaraciones que publica el diario "Financial Times", Ramsay predice que la demanda de petróleo muy probablemente se mantendrá "fuerte", a pesar de la reciente crisis en los mercados financieros.
Según el alto funcionario internacional, setenta dólares por barril de crudo es un precio "demasiado alto" y supone una amenaza para la economía mundial. El comentario de Ramsay llega después de que el secretario general de la OPEP, Abdalla Salem El-Badri, insinuara que el cártel probablemente no aumentaría el nivel de producción en su reunión ministerial de Viena del próximo 11 de septiembre. El-Badri también ha sugerido, según el diario, que las perspectivas podrían estar más claras en la reunión que celebrará esa organización en Abu Dhabi el próximo 5 de diciembre. Antes de la crisis hipotecaria en Estados Unidos de este verano, los países consumidores de petróleo tenían la esperanza de que aumentara la producción el próximo mes. Se teme una ralentización de la economía mundial La OPEP teme que una ralentización de la economía mundial pueda afectar a la demanda, lo que a su vez podría dar lugar a una caída brusca de los precios si aumenta la oferta de crudo. La OPEP recuerda lo ocurrido en 1997 cuando decidió incrementar la producción en un 10% al estallar la crisis financiera asiática. El precio del petróleo cayó de más de 20 dólares a 12 dólares en 1998 y a 10 dólares en 1999 por culpa de una recesión mundial y dos inviernos templados. Sin embargo, para el economista jefe de energía del banco de inversión Lehman Brothers, la crisis financiera afectará mínimamente a la demanda mundial de petróleo en lo que queda de año. Se prevé un aumento de la demanda de crudo La AIE prevé un incremento en la demanda de 1,3 millones de barriles diarios este año, de los que 0,9 millones corresponderán a países emergentes como China. Según el experto del Centro de Estudios Globales de Energía (CGES, en inglés) Julian Lee, la economía mundial necesita un periodo de precios del petróleo en torno a 50 dólares en lugar de los 70 actuales y la OPEP sería "sensata" si lo aceptara.