Tras la tempestad, llega la calma. Al menos de momento. Así, el parqué estadounidense abre con subidas y una recuperación de la confianza del inversor. Los buenos resultados empresariales calman los ánimos haciendo subir discretamente al Dow Jones un 0,01% hasta los 10,099 puntos, el Nasdaq un 0,55% y el S&P 500 un 0,51%. En el mercado de divisas el euro ya toca los 1,29 dólares y en el de materias primas, el barril de petróleo cotiza a 75,64 dólares.
Los principales índices del otro lado del Atlántico no consiguieron romper importantes resistencias pero esta semana la comienzan con este buen propósito y respaldados por los buenos resultados empresariales del segundo trimestre.

A estas horas ya han desfilado por la pasarela Halliburton y Delta Air con sus mejores cuentas por bandera. La primera ganó 480 millones de dólares entre abril y junio, multiplicando por 83% el beneficio registrado en igual periodo un año antes y superando así las expectativas de los analistas. Sus ingresos provenientes del exterior también se incrementaron un 11%. Este lunes Halliburton sube un 4,22% en el NYSE.

Por su parte, Delta Air también superó las expectativas registrando una ganancia de 467 millones de dólares, lo que casi dobla lo registrado un año antes, aunque no parece suficiente para los inversores que castigan el valor con un 5,03% de caída.

Esta noche, a cierre de mercado publicarán IBM y Texas Instruments. De momento, los inversores parecen confiar en buenos resultados y hacen avanzar a la primera un 0,37% y a la segunda un 1,49%.

Ante la próxima salida a bolsa de AIA, la filial de AIG, Mark Tucker, el ex presidente ejecutivo de la aseguradora británica Prudential, ha sido designado titular de AIA. AIG pretende ganar hasta 23.000 millones de dólares con la venta de acciones de AIA. La matriz cotiza un 0,39% arriba en la apertura de mercado.