El índice de confianza elaborado por JP Morgan Asset Management se sitúa en 2,49 puntos en el segundo trimestre de 2018. Destaca el aumento de contratación de casi todos los productos financieros, especialmente los fondos de inversión, pero disminuye la contratación de depósitos, libretas de ahorro y cuentas de ahorro.

La confianza del inversor español consolida la tendencia optimista manifestada durante los últimos meses, y se consolida en positivo en el segundo trimestre de 2018. El índice desciende 0,61 puntos propiciado principalmente porque aumenta el número de encuestados que opinan que los mercados bursátiles probablemente bajen en los próximos meses. Sin embargo, los índices se mantienen positivos ya que el mayor número de inversores considera que los mercados bursátiles experimentarán subidas y, además se amplía el número de inversores que consideran que se están empezando a percibir que existe una mejoría de la situación actual.

 

 

El optimismo se plasma en los productos financieros, lo que más ha aumentado ha sido la contratación de fondos de inversión, inmobiliario, planes de pensiones e inversión en acciones. Por el contrario, disminuye la contratación de depósitos, libretas y cuentas de ahorro aunque sigue siendo el producto por el que más interés muestran los inversores.

A la hora de elegir dónde depositar su capital, un 40,1% de los inversores valora el hecho de no perder dinero, un 31,6% que le otorgue menos rentabilidad pero cierta seguridad y un 28,3% obtener la máxima rentabilidad.

El 37,1% de los encuestados apuestan a que los mercados bursátiles experimentarán subidas en los próximos 6 meses, frente al 16,6% de los encuestados que considera que probablemente descienda.

La confianza del inversor desglosada por zonas geográficas muestran que Castilla La Mancha representa la comunidad con mayor número de inversores optimistas al registrar 4,3 puntos, seguida por Andalucía con 3,8 puntos y Comunidad Valenciana con 3,1 puntos. En contraposición, y aunque de está en positivo, Castilla y León es la comunidad con el índice de confianza más bajo, 1,2 puntos.

En la realización de la encuesta han sido entrevistadas 1.397 personas entre los meses de abril a junio de 2018, pertenecientes a un universo de consumidores de productos de ahorro e inversión en el territorio nacional a partir de los 30 años de edad.