La confianza del consumidor subió 6,1 puntos en noviembre respecto a octubre, hasta los 75,3 puntos, rompiendo así con la tendencia a la baja de los dos meses anteriores. El repunte de noviembre se ha debido tanto al aumento del indicador de situación actual, como al de expectativas. En concreto, según el Índice que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICO), el indicador de situación actual subió en noviembre 3,1 puntos, hasta los 45,1 puntos, mientras que el indicador de expectativas se ha apuntado un aumento de 9,2 puntos, hasta los 105,6 puntos.