La confianza del consumidor en Japón bajó a su nivel más bajo en seis años debido a los crecientes temores sobre un debilitamiento de la economía, el empleo y las condiciones salariales, así como a los crecientes precios de consumo, según los datos publicados por el gobierno el viernes. El índice de confianza del consumidor cayó a 33,9 en mayo, alcanzando su nivel más bajo desde diciembre de 2001, cuando se situó en 33,0, según la oficina del Gabinete.