La confianza de los consumidores estadounidenses subió en febrero a su nivel más alto en tres años como consecuencia del mayor optimismo por parte de los americanos sobre la economía.
El índice de Conference Boards subió hasa los 70.4 puntos, el nivel más alto desde febrero de 2008, desde los 64.8 del mes anterior. Los analistas preveían que la confianza podría estar en torno a los 65.5 puntos, según la media de analistas consultados por Bloomberg.

Este incremento ha ayudado a reforzar el gasto en el consumo, lo más importante de la economía. Al mismo tiempo, el desempleo se mantiene en el 9%, el nivel más alto de los últimos dos años.