La confianza del consumidor estadounidense se derrumbó en julio a su nivel más bajo desde abril, ante un creciente pesimismo sobre el panorama de la economía, pese a algunos pronósticos que indican que la recesión se estaría moderando, mostró el viernes un informe. El sondeo Reuters/Universidad de Michigan mostró que su índice final sobre la confianza del consumidor cayó a 66,0 en julio desde una lectura de 70,8 en junio. Pese a la baja, se ubicó algo por encima del nivel de 65,0 que esperaban los economistas consultados por Reuters.