El índice de confianza del consumidor de EE UU bajó en agosto a 105 puntos, frente a los 111,9 marcados en julio, según cifras revisadas del Conference Board. Los analistas esperaban un dato de 104 puntos.