El índice de confianza del consumidor estadounidense que elabora la Universidad de Michigan descendió en febrero hasta una lectura de 73,6.