Ferrovial ha liderado los avances de la jornada con una subida del 6,41% y ha llevado a sus títulos a los 62,25 euros después que su presidente, Rafael del Pino haya incrementado su participación en la compañía hasta el 0,535%. Las últimas desinversiones de la compañía – destinadas a sufragar la deuda contraída con la compra de BAA- y la última adjudicación de un contrato en el condado británico de Nordfolk colocan a la compañía como una de las apuestas de bolsa española para el medio-largo plazo.
Ferrovial se ha coronado como líder de la jornada al superar el 6,4% de revalorización al cierre de las puertas del Ibex 35. La confianza compradora de los inversores se ha visto impulsada por el incremento de participación que ha hecho Rafael del Pino en la compañía. Con la compra de un total de 236.000 acciones a un precio entre los 58,90 euros y 59,22 euros, Del Pino ha pasado ha controlar el 0,535% de la constructora. La participación que controlaba con anterioridad le colocaba en poseedor de un 0,367% de la compañía. Sin embargo, la compañía no sólo goza de esta noticia positiva. Ayer anunció la adjudicación de mejora, gestión y mantenimiento durante 25 años del alumbrado público del condado británico de Norfolk por un importe de unos 150 millones de libras – unos 215 millones de euros- a través de su filial Amey. Además, la semana pasada la compañía anunció la desinversión de sus aeropuertos australianos, a través de su filial BAA por un importe de 775 millones de dólares australianos (495 millones de euros ). La venta de estos activos se cerró a 16,3 veces el beneficio bruto de expotación (Ebitda) de la compañía y se ha enmarcado en la estrategia de BAA de desprenderse de activos no estratégicos localizados fuera del Reino Unido. Ferrovial avanzó que destinará el importe obtenido a sufragar la deuda que asumió para comprar BAA. Alivio en su cotización La revalorización que ha vivido la compañía supone cierto alivio y un respiro ante el -20,89% de caída que acumula en lo que va de año. Para Mariano Sancho, director de Mercados de Riva y García la compañía ha sido “uno de los valores estrella de la sesión” porque “los inversores están empezando a valorar que es una compañía dedicada más a servicios que al propio negocio de la construcción e inmobiliario”. En este sentido, Sancho asegura que es “una de las apuestas de la bolsa española para el medio-largo plazo”. El sector de la construcción no parece que haya vivido su mejor año y, según Nicolás López de MG Valores “tiene por delante un escenario más complicado”. En España “el inevitable ajuste de la construcción acaba de empezar” aunque es cierto “que las compañías ya lo han adelantado desde los máximos de la privamera” sentencia López. Sin embargo deja claro que “una cosa es que las cotizaciones no caigan más y otra es pensar que podemos ver un nuevo ciclo alcista en el precio de las constructoras”. Por ello, el director de MG Valores señala que “todas las constructoras no están en la misma situación”.