La adquisición será investigada por la Comisión Federal de Comunicaciones y el Departamento de Justicia.

Según un funcionario americano, asistente de la Comisión Federal de Comunicaciones, la propuesta de compra se enfrenta a una revisión por parte de organismos antimonopolio y agencias de comunicación.

La compra, de 39 mil millones de dólares, propuesta el pasado 20 de marzo combinaría a la segunda compañía más importante de telecomunicaciones y a la cuarta para crear un nuevo líder en este sector, superando a Verizon Wireless.

El acuerdo necesita la aprobación tanto de la Comisión Federal de Comunicaciones como del Departamento de Justicia. Los reglamentos de la CFC exigen decidir si las fusiones son aptas en un plazo de 180 días a partir de que la solicitud de adquisición se complete. Las revisiones pueden tardar más tiempo.

Las acciones de AT&T experimentan un crecimiento del 0,66 hasta los 30,38 dólares.