La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) concedió hoy a International Petroleum Investment Company (IPIC) la dispensa de lanzar una Oferta Pública de Adquisición (OPA) por Cepsa, con lo que se cumplen las condiciones pactadas para que la firma árabe materialice la compra de las participaciones del 32,5% y del 5% que el Santander y Unión Fenosa tenían en la petrolera, respectivamente, y eleve su participación hasta el 47% del capital.
El organismo presidido por Julio Segura condiciona la dispensa concedida hoy a que siga habiendo un socio en Cepsa con una participación mayor que IPIC, como es el caso de Total (48%), y a que la firma árabe no designe a más de la mitad de los miembros del consejo de administración de la petrolera.

En caso de que no se cumpla alguna de estas condiciones, IPIC deberá formular una OPA, a no ser que en el periodo de tres meses se desprenda de acciones de modo que sus derechos de voto sigan siendo inferiores a los de cualquier otro socio con participación inferior al 30% y, durante este tiempo, se abstenga de votar en un porcentaje superior al anterior.