La Comisión Europea presentará hoy sus propuestas para reformar el sistema comunitario de supervisión financiera con el objetivo de corregir las insuficiencias que ha puesto de relieve la actual crisis y evitar que en el futuro se repitan problemas similares. Los planes chocan ya con las reticencias de Reino Unido, que se niega a ceder poderes a autoridades de supervisión europeas. La reforma que patrocina Bruselas sigue las propuestas realizadas por el grupo de expertos presidido por el ex director del FMI, Jacques de Larosière, del que formaba parte el economista español José Pérez. El Ejecutivo comunitario espera obtener el apoyo político de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la cumbre que se celebrará el 18 y 19 de junio. Su objetivo es que los cambios entren en vigor en 2010.