La Comisión Europea espera decidir "en las próximas semanas" sobre las medidas que tomó el Gobierno de Italia para impedir la fusión entre la española Abertis y la italiana Autostrade y sobre las que ya pidió explicaciones a Roma a principios de septiembre. De momento, Bruselas estudia la respuesta italiana y desconoce la "fecha exacta" en la que tomará una conclusión.
Así lo indicó hoy el portavoz de Mercado Interior, Oliver Drewes, quien señaló que no sólo no hay de momento más indicación de fecha que "en las próximas semanas", sino que la Comisión aún tiene que "hacerse a la idea de lo que habrá que hacer" en este caso. "Siempre he dicho que posiblemente habrá una decisión en las próximas semanas, pero no hay ninguna fecha exacta de cuándo tomará la Comisión una decisión", manifestó en rueda de prensa. A principios de septiembre la Comisión dio un plazo de 10 días al Gobierno de Romano Prodi para explicar unas medidas que, según Bruselas, invaden su competencia exclusiva para analizar una fusión de dimensión comunitaria, como es el caso de las dos compañías gestoras de autopistas.