La Comisión Europea ha dado hoy luz verde al plan de Austria para conceder ayudas a las empresas por valor de hasta 500.000 euros, al considerar que se ajusta a las leyes de competencia comunitarias. Las ayudas, destinadas a apoyar a las empresas afectadas por la restricción del crédito en los mercados financieros, pueden concederse durante 2009 y 2010. El mecanismo solo puede beneficiar a compañías que no estaban en dificultades a fecha del 1 de julio de 2008, y ofrece diversas posibilidades como ayudas directas, bonificaciones en los tipos de interés, garantías públicas o préstamos públicos subsidiados.