La Comisión Europea autorizó hoy la ayuda de 51,9 millones de euros que las autoridades españolas tienen previsto conceder a Ford España, perteneciente al fabricante de coches estadounidense Ford, para llevar a cabo una "transformación radical" de la planta que posee en Almussafes (Valencia). El Ejecutivo comunitario cree que esta subvención es compatible con las normas comunitarias sobre ayudas estatales para las regiones durante el periodo 2007-2013. En particular, Bruselas considera que el proyecto, cuyo coste total asciende a 490 millones de euros, "contribuirá significativamente al desarrollo de la economía de la región sin distorsionar indebidamente la competencia".