La Comisión Europea ha autorizado hoy la adquisición conjunta de la empresa alemana Globefuel Systems & Services Gmbh -dedicada a los servicios para el repostado de aviones Globefuel- por parte de las petroleras BP, Shell y de AFS, otra compañía germana surtidora de combustible para aviación. Bruselas ha analizado la operación por procedimiento simplificado, que utiliza cuando a priori no se aprecian riesgos significativos para la competencia. La empresa Globefuel Systems & Services pasará a estar controlada de forma conjunta por la filial alemana del grupo petrolero británico Shell, por la filial germana de la también británica BP y por Aviation Fuel Services (AFS), perteneciente a Shell y a la aerolínea germana Lufhtansa. Las filiales alemanas de BP y de Shell son activas en la explotación, producción y venta de combustibles fósiles y de gas, así como en el comercio de derivados del petróleo y de otros productos químicos.