La Comisión Europea ha autorizado hoy a las compañías químicas estadounidenses Dow y Chevron a crear una empresa común, Americas Styrenics, que estará especializada en la producción de estireno y poliestireno fundamentalmente en el continente americano. El Ejecutivo comunitario ha constatado que la operación no tendrá un impacto negativo sobre el mercado comunitario.