Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) aumentó un 7% su un beneficio neto atribuible del primer semestre del año hasta los 187 millones de euros. En una nota, la entidad comunica un aumento de las pérdidas por el deterioro de activos, pasando de 109 millones a 273,2 millones en el primer semestre de 2008. El índice de morosidad se incrementó hasta el 1,69% en el periodo, aunque CAM destaca que es inferior al registrado por el conjunto de las cajas de ahorro. La caja de ahorros explica que el margen de intermediación aumentó un 9,97% a 538,6 millones de euros en el periodo.