La Caixa ganó 625 millones de euros en el primer trimestre, un 19,2% menos que en igual período de 2007, a causa de la falta de atípicos que sí se dieron en los tres primeros meses del año anterior, según la información remitida por la primera caja española. La Caixa considera que lo que mejor refleja la marcha de la entidad de ahorro es el beneficio recurrente atribuido después de minoritarios -que sube un 13%- y que no refleja operaciones extraordinarias que sí hubo en 2007, de manera que no se incluyen los de 220 millones obtenidos por la venta del 1,05% de Suez.
Destaca en su nota lo que denomina "gran fortaleza financiera para afrontar con éxito un entorno complicado" basado en tres pilares: un excedente de liquidez de 23.466 millones de euros, buenos ratios de morosidad -del 0,68%- y de cobertura -del 229%- y un "core capital" -ratio que mide los recursos propios de mayor calidad- del 7,4%.