La Caixa iniciará a partir de este mes el cierre de las 125 oficinas que calcula como excedente tras la absorción de Caixa Girona.
La Caixa prevé completar estos cierres en el primer trimestre del año, según informa Europa Press.

Pese al cierre de sucursales, la mayoría en las comarcas de Girona por duplicidades entre los locales de las dos cajas, se mantendrá el número de empleados, aunque algunos deberán trasladar su puesto de trabajo de Girona a oficinas de la provincia de Barcelona.