El director general de La Caixa, Juan María Nin, descartó hoy la participación de la entidad en fusiones dentro de la futura reestructuración del sistema financiero español y negó "tajantemente" haber recibido "sugerencias" desde el sector público para absorber alguna de las cajas catalanas con problemas.  "No vamos a entrar en esto, nuestros problemas son de expansión internacional", afirmó Nin, aunque reconoció que "es una bella posibilidad ajustar costes por la vía de las fusiones", durante su intervención en un curso sobre perspectivas económicas en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.  La Caixa continuará con su plan estratégico 2007-2010, centrado en "tomar posiciones en la expansión internacional", por lo que se centrará en sus "esfuerzos de inversión fuera de España", explicó Nin.