El Euro Stoxx 50 cae un 0,8% a 2.808,55 puntos, con el sector minero liderando los descensos. Un agente indica que hay temores a que los precios hayan subido en exceso y que no han desaparecido los temores sobre la fortaleza de la recuperación económica y la demanda. El abaratamiento del petróleo y los metales preciosos también lastra a los índices.