El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha cerrado la sesión con una fuerte caída del 2,19%, como consecuencia de los temores a un agravamiento de la crisis ligada a los préstamos hipotecarios de riesgo en Estados Unidos y por la apreciación del yen. Por su parte, el Topix, indicador que reúne todos los valores de la primera sección, ha cedido 43,31 puntos hasta los 1.594,15 enteros.