El London Stock Exchange (LSE) registró una cifra de negocio de 161.9 millones de libras esterlinas (188,5 millones de euros) en su primer trimestre fiscal, que finalizó el pasado 30 de junio, lo que supone un descenso del 8% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, según informó hoy la compañía en un comunicado.
El consejero delegado del grupo, Xavier Rolet, señaló que el resultado es bueno teniendo en cuenta el entorno de mercado, aunque auguró las condiciones del mismos seguirán siendo complicadas a corto plazo.

En cualquier caso, el grupo, propietario de la Bolsa de Milán, apuntó a la recuperación de en Italia y a la resistencia del mercado británico en términos de valores cotizados, pero precisó que la actividad de salidas a bolsa (IPO), sigue baja.

El LSE, no obstante, está acometiendo modificaciones en su estructura para responder a los cambios de mercado, una remodelación que incluye nuevas tarifas para Reino Unido, según explicó Rolet, para paliar el descenso paulatino de su cuota de mercado en los últimos meses.