El Dow Jones Eurostoxx 50 cierra -1,5% a 2.278,88 puntos. Esto es consecuencia de que los inversores no han recibido confirmaciones de una inminente recuperación económica, lo que pesará sobre los beneficios corporativos en los próximos meses.