La bolsa de Shanghai ha caído un 7,75% hasta mínimos de 14 meses después de que el banco central haya dicho a los bancos que aumenten su coeficiente de reserva para frenar el crecimiento y la inflación. ICBC (-8,2%) lideró los descensos. “La medida del banco central y el record en el precio del crudo ha reforzado el pensamiento de que los beneficios corporativos se desacelerarán”, dice a Bloomberg Zhang Ling, gestor de ICBC Credit Suisse Asset Management.