Las entidades financiera concedieron tan sólo 130.000 nuevas hipotecas en el tercer trimestre del año --menos de la mitad que en el primero de 2007-- lo que demuestra que el mercado inmobiliario permanece "congelado", según indicó hoy el decano del Colegio Notarial del País Vasco, Manuel López Pardiñas. Durante la clausura de la Jornada del Observatorio de la Vivienda 'Hacia un nuevo sector inmobiliario' y con datos del Consejo General del Notariado, Pardiñas añadió que en el caso de las novaciones de prestamos hipotecarios, éstas pasaron de las 74.000 en el primer trimestre de 2007 hasta un pico de 132.000 en el segundo de 2009, para caer hasta las 92.000 en el tercero.