Se cuentan por pérdidas superiores al 4% las que afectan a tres entidades financieras nacionales como son Bankinter, el farolillo rojo del Ibex 35 con un desplome del 4,7%, junto al Banco Sabadell y Caixabank. La caída de la banca mediana unida a las ventas masivas que afectan a los grandes deja al selectivo nacional al borde del nivel 8.700 puntos con un recorte superior al punto porcentual. La prima de riesgo vuelve a la cota de los 250 puntos básicos. 
 
El Ibex 35 se deja antes de la apertura de Wall Street un 1% hasta los 8.728 puntos. Toda la banca se encuentra en números rojos arrastrando al selectivo de vuelta a soportes. Es el caso de Bankinter, entidad que acumula una revalorización del 90% en lo que llevamos de año, pero que hoy cede un 4.7% hasta los 3,67 euros por acción. 



Especialmente perjudicadas salen también otras dos entidades: Caixabank cede un 4,29% hasta los 3,03 euros, mientras que el Banco Sabadell vuelve a perder la cota de los 2 euros que tanto le costó obtener con una caída del 3,95%. (Ver: Caixabank, la víctima de la criba bancaria)

Pero es que, además de ser los títulos más negociados, los bancos son los que más ventas sufren. Así pues, el Banco Santander cede otro 1,74% hasta los 5,71 euros por acción y BBVA se deja un 1,33%, en los 7,55 euros. Por delante sólo se cuela el Banco Popular con un retroceso del 1,44% al borde de perder los 4,03 euros. (El Banco Santander, el peor de todos ellos)